A partir de este lunes, abrirán sólo los bares al aire libre.


Luego del reporte diario del secretario de Salud, Carlos de la Peña, sobre la situación epidemiológica del Covid-19 en Guerrero, el gobernador tomó de nuevo la palabra para decir que a partir de este lunes, la entidad cambia a semáforo amarillo, al tiempo que explicó que “vamos a crecer en la proporción de poder utilizar hoteles, estábamos al 40, nos vamos al 60 por ciento; o sea que si un hotel tiene 100 habitaciones, se van a poder utilizar 60, igual en los restaurantes, y en todas las actividades que se van a mover”, al tiempo que adelantó que este lunes tendría comunicación con todos los alcaldes de Guerrero para informarles sobre las modificaciones a las que conlleva el semáforo amarillo.

“Pero no quiere decir que pasó la pandemia, hay que seguir utilizando cubrebocas y sana distancia”.

Las actividades que a partir de este lunes tendrán permitido un aforo del 60 por ciento son hoteles y establecimiento de alojamiento temporal (ocupación y áreas comunes), restaurantes; transporte público intensificando las medidas de prevención sanitarias; supermercados (una persona por familia), almacenes, centros comerciales, gimnasios, barberías y estéticas; servicios religiosos; bancos; platerías y joyerías; producción agroindustrial y mezcalera; plazas cívicas, jardines, parques, polideportivos, unidades deportivas y zoológicos.

También tribunales judiciales, administrativos y en los labores con previa cita; actividades comerciales informales; playas, servicios náuticos y deportes acuáticos; agencias distribuidoras de autos, refaccionarias y servicios, cines, teatros, museos y albercas públicas; los centros nocturnos, bares y salones de eventos, con la previa autorización y supervisión de las autoridades municipales, “siempre y cuando estén al aire libre funcionarán al 50 por ciento de su capacidad”.

“No podemos promover un lugar que sea cerrado, que sea un centro nocturno y que entren 100 personas si su cupo es de 200 siempre y cuando estén al aire libre, los que estén cerrados, esos definitivamente va a ser en este momento complicado abrirlos”, dijo el gobernador.

Luego, dio la palabra al secretario de Protección Civil para que informara sobre lo que se ha venido haciendo en esa área, así como las declaratorias de emergencia y de desastre, “solamente comentar que el día viernes que usted firma la solicitud de corroboración de datos ante la Comisión Nacional del Agua, que es el organismo facultado para poder determinar qué municipios entrarían a una declaratoria de emergencia y/o desastre, usted firmó una declaratoria para 32 municipios, principalmente la franja costera, el centro del estado, la región Montaña y Acapulco”.

Mayares Salvador dijo que están en la espera de que este domingo “o mañana estén dando una resolución de estos datos y con esto poder meter todas las solicitudes que los Ayuntamientos han hecho respectivamente para la reparación, reconstrucción o lo que se tenga que hacer en la cuestión de los daños; ya solamente estamos en la espera de que la Conagua lo emita y lo podamos manejar de esa forma”.

“Solamente como referencia, del dato que usted decía de la mayor cantidad de lluvia que hemos tenido, según el Servicio Meteorológico Nacional, los umbrales de lluvia que tuvimos en Zihuatanejo y en Petatlán, como ejemplo en Zihuatanejo donde ya empezamos a tener daños son 190 milímetros, captamos 335 milímetros solamente entre miércoles y jueves; y en Tecpan lo permitido o lo más notable para daños son 120 milímetros, captamos 260 milímetros de agua; casi tres veces más de lo permitido para empezar a tener riesgos”.

Astudillo Flores insistió, “sí hay daños materiales, hay que ayudar, pero no tenemos ninguna persona reportada ni desaparecida ni tampoco fallecida, eso es muy importante y yo creo que aquí en Petatlán especialmente hay que darle gracias a Dios, hay que decirlo en verdad, con mucha responsabilidad también”.

El jefe de la oficina del gobernador, Alejandro Bravo informó que hay 50 brigadistas apoyando a las personas que sus casas fueron inundadas, “también se está apoyando con maquinaria para limpieza de las calles de Petatlán; estamos por finalizar también los comedores, aquí en Petatlán se instalaron 16 comedores (para apoyar a la población más necesitada durante la pandemia por el Covid-19) gracias a la Sedena, al Ayuntamiento, a las organizaciones eclesiásticas que estuvieron apoyando donde se servían alrededor de 3 mil porciones diarias”.

El gobernador dijo que estos comedores que venían operando con la Marina y la Defensa Nacional van a concluir este lunes, pero dijo que continuarán un mes más con otros comedores que son manejados directamente por el gobierno del estado, de los cuales 19 están en Acapulco, 13 en Zihuatanejo, 12 en Petatlán y uno en Tlapa, “los que ya no van a continuar son los que hemos venido operando con la Defensa Nacional y con la Marina, quiero expresar mi agradecimiento por su gran apoyo en estas últimas semanas”.

Cuando le dieron la palabra al diputado local morenista, Adalid Pérez, dijo que en Petatlán las afectaciones por los fenómenos naturales son más frecuentes que en décadas anteriores, por lo que propuso “que se tendrá que pensar seriamente en la reubicación definitiva de por lo menos dos colonias de nuestro municipio”.

Deja un comentario

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.