ANTIMOTINES DESALOJAN A INVASORES DE LA RESERVA ECOLÓGICA EL LIMÓN, EN ZIHUATANEJO

(Zihuatanejo, Gro, a 14 de marzo de 2019).-La mañana de este miércoles unos 200 policías estatales y ministeriales con equipo antimotines desalojaron a las personas que el sábado de la semana pasada, invadieron una parte de la zona de reserva ecológica del parque estatal El Limón, en Zihuatanejo; horas después, también fueron desalojadas unas 200 familias que desde mayo del 2018 también tenían invadida una parte del área natural protegida.

El primer desalojo
Desde el sábado 9, un grupo de invasores encabezados por Marcial Dircio Ortega, Severiano García Feliciano y Jesús Sánchez Nogueda, éste último también líder invasor del asentamiento irregular La Cima de Jesús, invadieron y deforestaron unas tres hectáreas de selva baja caducifolia de la reserva ecológica del parque natural El Limón; se presume que eran cuando menos 500 invasores entre hombres, mujeres y niños.

El martes, autoridades federales, estatales y municipales, encabezados por el jefe de Patrimonio Inmobiliario del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo, Diego Aquino Mercado, pretendieron desalojarlos, pero los invasores estaban armados con palos y machetes, por lo que optaron por el diálogo para convencerlos de que estaban cometiendo un delito al invadir y deforestar el parque porque es un área natural protegida.

Se esperaba que a las 9 de la mañana de ayer miércoles, se realizara una reunión entre los dirigentes con autoridades estatales y federales que cuidan la reserva, pero una hora antes llegaron al lugar los policías estatales y municipales y al verse rebasados, los invasores fueron desalojados sin poner resistencia, aunque minutos más tarde, vía telefónica, Marcial Dircio Ortega, aseguró lo contrario y dijo que habían sido agredidos a golpes y que había varias personas lesionadas.

En el desalojo estuvieron presentes el delegado de Gobierno del estado en la Costa Grande, Juvenal Maciel Oregón, el fiscal regional, Omar Sandoval León acompañado de varios agentes del Ministerio Público del fuero común; el notario público número 3, Saulo Cabrera Barrientos y representantes de derechos humanos, además de trabajadores del Ayuntamiento que retiraron las pertenencias que dejaron abandonadas los invasores.

El segundo desalojo
A través de un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública, se dio a conocer que “personal de la Policía Estatal en coordinación con elementos de la Policía Investigadora Ministerial de la Fiscalía General del Estado y de la Policía Municipal de Zihuatanejo, retiraron esta mañana (miércoles) aproximadamente a 150 personas, quienes habían invadido el Parque Estatal “El Limón”, declarado como reserva ecológica”.

Agrega el boletín que “en cumplimiento a un ordenamiento de la Fiscalía General del Estado y ante la presencia de representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, autoridades municipales, del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, las personas fueron retiradas del lugar en el que permanecían de manera irregular”.

“Cabe destacar que durante varios meses las autoridades agotaron el diálogo, siempre privilegiando los derechos humanos; sin embargo, los invasores en todo momento se mostraron renuentes a retirarse”.

Asimismo, el boletín contextualiza que, “el Parque Estatal «El Limón» ubicado en el municipio de Zihuatanejo de Azueta fue declarado el 17 de diciembre del 2011 como Área Natural Protegida y cuenta con una superficie de 86.84 hectáreas bajo jurisdicción Estatal propiedad del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo y que está registrado para su preservación, de acuerdo con la Ley 878 del Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente del Estado de Guerrero.

“Es uno de los principales pulmones del Municipio de Zihuatanejo y con protección ambiental con veda total indefinida para la colecta o el aprovechamiento de las especies de flora y fauna silvestre del Parque Estatal «El Limón», tal como lo señala la legislación ambiental aplicable”.

Este segundo desalojo ocurrió poco después de que los uniformados retiraron del área natural protegida a la gente que encabezaban Marcial Dircio Ortega, Severiano García Feliciano y Jesús Sánchez Nogueda.

Se trató del asentamiento irregular denominado Zihuatlán, cuyos ocupantes, desde el 24 de mayo del año pasado, invadieron poco más de dos hectáreas del parque y pese a que hubo intentos por parte de la pasada administración municipal de retirarlos, no consiguieron desalojarlos, sin embargo, los representantes jurídicos del Fibazi interpusieron denuncias por despojo y otros delitos en la Fiscalía General del Estado y la ahora Fiscalía General de la República contra los líderes de estos invasores.

Leave a Comment

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.
X