No está chido”Tolerancia cero en consumo de alcohol y tabaco en niñas, niños y adolescentes

5 de marzo de 2019.- Preocupados por la salud y el bienestar de los menores de edad, el Consejo de la Comunicación, en colaboración con la Fundación Río Arronte y diversos organismos e instituciones, lanzan el Movimiento por la Salud “No está chido”, que busca evitar el consumo de alcohol y tabaco en niñas, niños y adolescentes, fundamentalmente de 10 a 15 años de edad.

Se han presentado cifras preocupantes que indican que la edad promedio de inicio del consumo de alcohol es de12 años y, además, cerca del 20% de los niños a nivel primaria (5° y 6° año) refiere haber probado alguna bebida alcohólica, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT 2016-2017). Los estudios también indican que los menores inician el consumo de alcohol a edades cada vez más tempranas que hace 10 años.

En cuanto al tabaquismo, la ENCODAT revela que la edad promedio de inicio del consumo de tabaco diario en los adolescentes mexicanos es de 14.3 años y entre los adolescentes que fuman diario consumen en promedio 5.8 cigarros al día.

La problemática se agrava al considerar que durante la niñez y la adolescencia el cerebro está en pleno desarrollo, por lo que dichas adicciones pueden provocar serios problemas de salud a una edad temprana.

Por ello, a través del movimiento “No está chido” se busca generar un cambio de percepción en los padres de familia y círculo cercano a los niños, sobre la importancia de que exista tolerancia cero ante el consumo de estas sustancias. Asimismo, la campaña pretende motivar a los menores de edad para que sean libres de decir “NO” ante cualquier presión de compañeros, amigos o gente cercana a ellos.

Las instituciones y organismos que impulsan esta campaña tienen el propósito de generar una cultura de prevención de adicciones, mostrando que existen diversas actividades que pueden alejar a los menores de edad de estas sustancias, a través de cuatro pilares fundamentales: conocimiento del tema, comunicación y unión familiar, fomento de actividad física y deporte, así como de actividades culturales y extracurriculares.

Cabe señalar que incitar o facilitar conductas relacionadas a dicho consumo entre infantes y adolescentes es un delito: “En ningún caso y de ninguna forma se podrán expender o suministrar bebidas alcohólicas a menores de edad. La violación de esta disposición será equiparable con el delito de corrupción de personas menores de dieciocho años de edad”, de acuerdo con el Artículo 220 de la Ley General de Salud

Leave a Comment

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.
X