Pescaderías establecidas reflejan bajas ventas por competencia desleal, lamentan

(Zihuatanejo, Gro., a 13 de julio de 2018).- Comerciantes legalmente establecidos en el mercado municipal que se dedican a la reventa de pescados y mariscos denunciaron que en los últimos meses sus ganancias han disminuido considerablemente; consideraron que los responsables de sus pérdidas económicas son los nuevos vendedores ambulantes que se plantan en las banquetas aledañas a la central de abastos, sin dejar de lado a la autoridad local, por otorgar permisos para ofertar lo mismo que ellos.

Entrevistada al respecto, la señora que se identificó como Lenchita “La Pescadora” expresó que en toda la mañana de este miércoles no había vendido absolutamente nada de pescado, y la queja fue constante con los demás vendedores legalmente establecidos, quienes aseguran que las ganancias se los llevan únicamente los pescadores que ofrecen sus productos en la playa Principal y ahora los ambulantes.

En ese sentido, expresó que de por sí, se ven afectados por la falta de turismo, pues Doña Lenchita recordó que anteriormente llegaban vacacionistas por montones, quienes acudían al tradicional mercado municipal para comprar pescado y mariscos al mayoreo, pero ahora gracias al incremento de la gasolina y otros insumos, a la gente ya no le alcanza para hacer las dos cosas.

Otra cosa que resaltó que los perjudica bastante, son los pescadores ribereños, ya que ellos ofrecen sus productos entre 120 y 130 pesos el kilo o puede elevarse dependiendo la especie, y la gente local que acude al mercado municipal a comprar, compara ambos precios y optan por irse a la playa Principal; ante eso, la comerciante resaltó que es algo injusto que a ellos no los regule la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) como lo hacen los del mercado, que reciben una sanción por no tener precios a la vista o la báscula mal calibrada.

Al recorrer las calles aledañas al mercado municipal, se pudieron contar por lo menos a cinco vendedores ambulantes que ofrecen pescados y mariscos en diferentes presentaciones, en filete, enteros, pelados en el caso de los camarones e incluso hasta precocidos; ante eso Lenchita consideró injusto que ellos nada más con un permiso de 50 pesos al día, puedan ofrecer sus productos, cuando ellos tienen que pagar impuestos al Ayuntamiento; por último lamentó que ninguna autoridad haga algo para mejorar la economía local de la manera general y no solo para unos cuantos.

Leave a Comment

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.
X