SE PREVEN ALZA EN COSTOS DE SUMINISTROS Y COMBUSTIBLE EN COAHUAYUTLA POR CAMINOS CORTADOS

El presidente municipal morenista de Coahuayutla, Rafael Martínez Ramírez, manifestó que debido a que todos los caminos y carreteras que conducen hacia su municipio se encuentran deteriorados por las lluvias que han caído desde el 26 de agosto pasado a la fecha, empezará a haber desabasto de combustible y productos básicos en la mayoría de las comunidades, por lo que prevé un encarecimiento de estos, por lo que hizo un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores, para que lo apoyen en la reparación de la carretera La Unión-Coahuayutla y La Unión, la cual está cortada en dos tramos y presenta derrumbes.

 

Con la tormenta tropical Hernán, que cayó el 26 y 27 de agosto pasado, el río cortó la carretera La Unión-Coahuayutla; la crecida de ese cuerpo de agua se llevó el puente que lo atraviesa en la comunidad La Junta de los Ríos, que es la localidad limítrofe entre ambos municipios; más arriba, con dirección hacia Coahuayutla, la carretera quedó cortada en las inmediaciones de El Naranjo.

 

El gobernador Héctor Astudillo Flores visitó La Junta de los Ríos para observar la afectación; se comprometió con el alcalde Rafael Martínez y con su par, el alcalde perredista de La Unión, Crescencio Reyes Torres, a que a través de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero, (CICAEG), apoyaría para la reparación para que hubiera paso lo más pronto posible, la cual quedó concluida el 4 de septiembre pasado.

 

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Coahuayutla, a través de la dirección municipal de Obras Públicas, trabajaron en la rehabilitación de la carretera en El Naranjo, tarea que quedó lista el viernes 18 de septiembre, sin embargo, ese mismo día llovió de manera intensa, por lo que el río creció y al día siguiente, sábado 19, nuevamente quedó cortado ese tramo; al día siguiente, domingo 20 por la mañana, habitantes de La Junta de los Ríos reportaron que el río cortó el paso vehicular.

 

Ayer lunes, el alcalde Rafael Martínez dio a conocer que el jefe de la oficina del gobernador, Alejandro Bravo Abarca, se comunicó vía telefónica con él, con quien platicó sobre la situación, “me dijo que a la brevedad posible van a atender esta situación”, y que confía en que así será.

 

Enseguida, Martínez Ramírez señaló que “prácticamente todo el municipio está incomunicado para atender una emergencia, se prevé que habrá desabasto de alimentos y combustible y al hacerlo llegar, existe la posibilidad de que ocurra un alza en los precios porque es muy costoso hacer llegar los artículos y servicios de primera necesidad hasta la cabecera municipal por el mal estado de las carreteras y los caminos”.

 

Indicó que, “las únicas vías disponibles para llegar a la cabecera municipal son la laguna de El Infiernillo, que es entrando por Michoacán y un camino que conduce a la carretera La Garita-Coahuayutla, el cual actualmente está muy deteriorado por las lluvias y por lo tanto, es peligroso transitar por él y que es muy costoso hacer llegar los productos y la gasolina al municipio a través de las dos vías alternas que le menciono”.

“Hago un llamado al gobernador para que a través del municipio y del estado atendamos la situación, toda vez que nosotros ya intentamos restablecer el paso, pero no nos ha permitido las lluvias, igual el en el municipio de La Unión, en Las Juntas realizó el relleno, pero pues igual que en el caso de nuestro municipio nuevamente el río trozó los caminos”.

Deja un comentario

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.