Serán más estrictos con transportistas que no usen cubrebocas

El delegado de Transportes en Zihuatanejo, René Rodríguez Rosas, manifestó que a partir del viernes de la semana pasada, con apoyo de la Policía Municipal Preventiva y agentes de Tránsito municipal, retomaron los retenes en distintos puntos de este puerto para verificar que los choferes del transporte público en todas sus modalidades cumplan con el protocolo para evitar los contagios de Covid-19, “ahora sí vamos a ser más duros y con toda la pena, pero compañero que no cumpla, se le impondrá una multa”.

Ayer lunes, vía telefónica, Rodríguez Rosas comentó que el viernes 11, participó en una videoconferencia en la que estuvieron el gobernador Héctor Astudillo Flores y el jefe de su oficina, Alejandro Bravo Abarca, con quienes habló sobre la renuencia de algunos choferes de utilizar el cubrebocas, gel antibacterial,  desinfectar de manera constante sus vehículos y no subir pasajeros que no porten su cubrebocas, así como respetar la cantidad de personas permitidas por cada recorrido en las rutas para evitar las aglomeraciones.

Dijo que al regresar al semáforo naranja y ante el señalamiento de que son los transportistas quienes se muestran más renuentes a cumplir con las medidas de bioseguridad, Rodríguez Rosas señaló que en su momento, “hemos sido hasta flexibles con ellos, pero no podemos seguir de esa manera, por eso ahora tenemos que ser más drásticos, sólo así podremos abonar a que disminuyan los contagios”, apuntó.

Deja un comentario

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.