Tres obras de impacto social concluidas pero no funcionan

En la región Costa Grande hay obras de los municipios, el estado y la federación de beneficio para la población incluso la región que están concluidas pero no se han activado.

En el municipio de Zihuatanejo un claro ejemplo es el Centro Regional de Rehabilitación Integral, una obra que ya se inauguró pero hasta la fecha no ha comenzado a funcionar, uno de los factores principales es por la pandemia del Covid-19.

Esta obra comenzó en 2018 y fue entregada en 2019, durante su edificación tuvo demora en el recurso que retraso la entrega y tuvo una inversión de 46 millones 433 mil pesos.

La finalidad de este espacio es atender a más de 18 mil niños y personas con necesidades de atención especial, ofrecerá los servicios de Rehabilitación Física, Terapia Ocupacional y Estimulación Temprana, área de Detección Temprana de Discapacidad, alberga áreas médicas de audiología, terapia de lenguaje, fisoterapia, electroterapia, optometría, psicología, mecanoterapia, estimulación sensorial, un tanque terapéutico, traumatología, consultorios y oficinas.

En el municipio de Petatlán está el Hospital Básico Comunitario que está concluido desde el 2017, la administración municipal de Leticia Rodriguez en su interinato, como la actual con Esteban Cárdenas han aportado obras complementarias como alumbrado público, jardinería, barda perimetral, cisterna, pavimentación de acceso principal, electrificación en espera de que este lugar sea equipado, pues es lo único que falta con la asignación de personal de salud.

Hasta el momento se conoce que el equipamiento del hospital de Petatlán le corresponde al gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por ser una obra federal, se aprobó que el hospital Básico Comunitario sea equipado como parte del recursos destinado para el equipamiento médico de centros hospitalarios en Guerrero por medio de Insabi. Este hospital tienen un inversión de 39.5 millones de pesos del gobierno federal, más 5 millones de pesos del gobierno municipal y se espera otra inversión de 28 millones de pesos para equipamiento.

En la misma situación está el Hospital Comunitario de Técpan de Galeana que actualmente sigue abandonado, fue una promesa para los tecpanecos desde el 2011 por Ángel Aguirre Rivero al frente del estado, pero han pasado 9 años desde su conclusión sin que este sea utilizado porque le falta mobiliario y equipo médico.

Hay obras relacionadas a los servicios básicos de drenaje y agua potable en los demás municipios como en Coyuca de Benítez donde hay obras inconclusas de los servicios de drenaje y una laguna de oxidación, el 2 de junio de este año, el comisario de Tepetixtla en la sierra de este municipio denunció que el sistema de drenaje no fue concluido por las administraciones municipales pasadas, lo que provoca un vertimiento de aguas negras al rio San Antonio que lleva agua a la cabecera municipal y la laguna.

En Atoyac de Álvarez, Pobladores de la comunidad de El Quemado, acusaron a la actual administración municipal que dejó inconclusa una obra de introducción de agua potable en esa localidad que beneficiaría a más de mil habitantes.

Deja un comentario

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo; este contenido está protegido.